Volver a los detalles del artículo Don José de Letamendi Manjarrés ¿Sabio Investigador o tonto engreido? Descargar Descargar PDF